Recovery Mentoring

El Recovery Mentoring puede ayudarnos a superar nuestra adicción mediante el autodescubrimiento y el crecimiento personal sin sustituir a ningún tratamiento médico, farmacológico o psicoterapéutico.

A través del Recovery Mentoring encontraremos las causas de la necesidad de alivio, de anestesia, de huir a través del consumo y/o desarrollo de conductas compulsivas y aprenderemos a afrontar nuestro malestar de manera consciente.


¿Qué es el Mentoring?

El término Mentor (y por extensión Mentoring) tiene su origen en la Odisea de Homero cuando Ulises deja a su hijo y futuro rey a cargo de su amigo Mentor, hombre de experiencia, motivador, inspirador, maestro, asesor, estimulador, guía y orientador.

El Mentoring se convierte así en una herramienta eficaz para el desarrollo personal de cada persona a través de una relación de confianza, confidencialidad, comprensión y empatía.

El Mentor transfiere sus conocimientos y experiencia acerca del proceso que el cliente está a punto de emprender. Así, el Mentor es un guía, un “sherpa” conocedor de las dificultades del camino, sus zonas de peligro y las técnicas necesarias para superarlas.

Se trata de que el cliente, a través del diálogo, alcance una comprensión íntima del asunto y no una mera asunción de conocimientos. Es pues un aprendizaje guiado desde el interior de la persona.

A diferencia del Coaching el Mentor sí es un experto en el problema o asunto a afrontar.

El Mentor no sólo explica, informa u orienta, sino que inspira y pone en marcha mecanismos íntimos del cliente.


Recovery Mentoring

Una vez recibidos diagnóstico y tratamiento médico es hora de volver a nuestro día a día: familia, pareja, trabajo, estudios, problemas económicos, legales, de salud, ganas de consumir…

Todo ello sin drogas, sin atajos y sin alivios rápidos. Debemos aprender a vivir sin drogas. Entramos en la vida en Recuperación.

A través del Recovery Mentoring te ayudamos a afrontar estas situaciones. Basamos nuestro método en la experiencia personal en Recuperación. Nosotros pudimos y tu también podrás. Te diremos cómo de adicto a adicto.

Las personas que acuden a nosotros se recuperan de un consumo abusivo de alcohol, cocaína, cannabis, psicofármacos y adicciones conductuales (juego, apuestas online, prostitución, compras, etc.)

Las familias y parejas preocupadas por el consumo problemático de un ser querido encontrarán la ayuda y orientación necesarias para afrontar con garantías una recuperación sólida y duradera.

Asesoramos a empresas en problemas relacionados con la adicción en el centro de trabajo.

ITG no es un centro médico-psiquiátrico o gabinete de psicólogos. ITG no pretende ser un sustituto al consejo médico profesional.

Te acompañamos en el proceso fomentando una actitud responsable con tu recuperación en la que demos prioridad a tu bienestar, viviendo de una manera consciente, disfrutando de las pequeñas cosas, afrontando la vida tranquila y positivamente.

Te ayudamos a cambiar tus creencias sobre las drogas, el mundo, los demás y, sobretodo, acerca de ti mismo. Socializamos terapéuticamente creando un “entorno de iguales”, un grupo de compañeros y compañeras con tus mismas inseguridades e incertidumbres que superamos con el apoyo mutuo.

Aprenderás a identificar tu tendencia a buscar otros alteradores del estado de ánimo una vez que abandones el consumo y cómo gestionarla, así como técnicas para evitar lugares, personas y situaciones asociadas a tu adicción.

El malhumor, irritabilidad, obsesiones, impulsividad, temores etc. de los primeros momentos son perfectamente normales. Con un grupo de apoyo te será más fácil entenderlos y superarlos.

Promovemos el desarrollo de una vida sana y estructurada con horarios estrictos, cuidado del sueño, alimentación equilibrada, ejercicio físico diario y vocación de servicio a los demás.

Podemos conectarnos en cualquier momento a través de Skype y ayudarte cuando lo necesites.

Si nosotros lo conseguimos...¿por qué no tú?